Blog

¿El seguro debería cubrir la factura del cerrajero?

Si tenemos contratado un seguro de hogar, y ocurre una urgencia que requiere de un cerrajero, puede que el seguro se haga cargo de la factura. Pero como existen todo tipo de casos al respecto, es mejor que sigas leyendo para conocer tu cobertura.

¿Cuándo cubre el seguro de hogar la factura del cerrajero?

En efecto, un seguro cubrirá el gasto del cerrajero siempre y cuando esté incluido en la póliza, y el servicio se encuentre dentro de los siguientes:

  • Apertura de puerta con las llaves en el interior de la vivienda
  • Apertura de puerta por extravío o hurto de las llaves
  • Apertura de puerta ante la presencia de un agente extraño en la cerradura que imposibilite la apertura tradicional

¿Cuándo no cubre el seguro de hogar la factura del cerrajero?

El seguro no cubrirá la factura del cerrajero en los casos en los que el problema no derive de un factor externo a los propietarios de la vivienda. Como habrás visto, los seguros cubren urgencias, pero no problemas relacionados con el mal estado de las cerraduras o las llaves, así que tenlo en cuenta. Lo mismo ocurre en caso de que quieras cambiar el bombillo de tu puerta o la cerradura, ya que ambos son conceptos de gastos voluntarios, no cubiertos.

¿Cómo pedir al seguro que cubra la factura del cerrajero?

Si quieres que el seguro cubra tus gastos de cerrajería, tendrás que ponerte en contacto con la aseguradora antes de contratar al cerrajero. Esto se debe a que no todos los seguros usan el mismo mecanismo, así que debes conocerlo antes de comenzar. Existe la posibilidad de que tu seguro tenga acuerdos con cerrajeros particulares o empresas de cerrajería, así que ellos enviarán a un profesional a tu hogar. Si llamas a un cerrajero por cuenta propia y luego les pasas la factura, puede que este tipo de seguros no te cubran, así que lo mejor es siempre ponerte en contacto con ellos.

¿Cubre el seguro la factura del cerrajero?

Un detalle no menor en estas situaciones tiene que ver con que, en ocasiones, los seguros no tienen contratados cerrajeros profesionales, sino más bien personas que hacen un poco de todo, así que debes saberlo si tienes prisa y quieres un arreglo veloz.

¿Los actos de vandalismo los cubre el seguro?

Los actos de vandalismo que puedan afectar a tus puertas o cerraduras serán cubiertos en todos los casos por el seguro si figuran en la póliza contratada. Si alguien fuerza tu cerradura o puerta y esta cobertura figura en la póliza, recibirás el importe del gasto del cerrajero, o bien, recibirás a un profesional enviado por el seguro, y que trabajará de forma gratuita.

Ventajas de las puertas acorazadas

Existen todo tipo de mitos en torno de las puertas acorazadas. Los más favorecedores indican que no pueden romperse. ¿Pero son realmente tan seguras?

¿Qué es una puerta acorazada?

En primera instancia, tienes que saber qué es una puerta acorazada. Se trata de una puerta más segura que la media, que posee una zona central realizada en acero electrosoldado que le otorgan su fortaleza, Por eso a simple vista, parecen puertas tradicionales.

¿Cuáles son las ventajas de las puertas acorazadas?

Las principales ventajas de las puertas acorazadas son dos. Por un lado, que son puertas mucho más seguras que lo habitual. Y en segunda instancia, que también son mucho más aislantes. Pero hay otras cuestiones a considerar.

Las puertas acorazadas son altamente recomendables si estás buscando una solución que te permita estar tranquilo por tu hogar y tu familia. Incluso, las puertas acorazadas son más seguras que las puertas blindadas, así que puedes darte una idea de lo bien que funcionan. La ventaja respecto a ella, es que las puertas acorazadas no pueden quitarse del marco, algo que sí sucede con las puertas blindadas, y es uno de sus grandes defectos. Casi siempre, las puertas acorazadas tienen sistemas que evitan la violación por palanca, o el uso de taladros o ganzúas.

No sólo eso, sino que puedes cambiar el diseño de las puertas acorazadas que tengas en casa cuando quieras, ya que su secreto está en el interior, lejos de la vista.

¿Dónde puedo instalar una puerta acorazada de seguridad?

Las puertas acorazadas pueden ser instaladas en absolutamente cualquier vivienda. No hace falta que tengamos un chalet de lujo para utilizar una de ellas. Además, pueden colocarse en pisos, como en viviendas unifamiliares, o cualquier tipo de viviendas.

Eso sí, la recomendación es que las puertas acorazadas que instales en tu casa, vayan siempre acompañadas de una cerradura de máxima seguridad. En efecto, de nada sirve usar puertas acorazadas si las cerraduras son fáciles de violentar.

¿Puedo instalar una puerta acorazada?

Aunque cualquiera podría instalar puertas acorazadas en su hogar, se aconseja contar con el trabajo de un especialista en la materia. Las puertas acorazadas tienen que quedar bien colocadas para que realmente puedan brindar seguridad a los hogares. Para los profesionales, instalar puertas acorazadas es un procedimiento de rutina, que no conlleva problemas.

En síntesis, las puertas acorazadas no son objetos de lujo, sino más bien el tipo de puerta que alguien que quiere mantener protegida a su familia, debería instalar en su hogar.

¿Qué partes tiene una cerradura?

Todos usamos las cerraduras a lo largo del día, incluso solemos hacerlo en diferentes circunstancias, teniendo contacto con distintos tipos de ellas. ¿Pero sabes cuáles son las partes que hacen a una cerradura, los elementos que la componen?

¿Tipos de cerraduras?

En principio, tenemos que decir que existen 2 tipos de cerraduras bien marcadas:

  • Tenemos a las cerraduras embutidas, que son las más tradicionales, y que se colocan en el interior de las puertas, siendo una opción cómoda y segura.
  • En segunda instancia tenemos las cerraduras de sobreponer. En este caso, se colocan por encima de la puerta, y no dentro de la misma.
  • En tercera instancia, y aunque no son realmente una cerradura sino otra cosa, tenemos los cerrojos, una opción más moderna y casi siempre más segura.

Componentes de una cerradura

Frontal

Es la parte que casi siempre queda a la vista de cualquier cerradura. Podemos ver los tornillos que sujetan el bombin. Muchos conocen sólo esta parte de las cerraduras.

Resbalón

El resbalón es la pieza de la cerradura que se sitúa en su parte frontal, entrando y saliendo. Es la que aparece o desaparecer cuando bajamos o cedemos el manillar de la cerradura, o cuando introducimos la llave y la giramos sobre el cilindro. Si el resbalón no se retrajera, sería completamente imposible que la puerta se abra.

Bulones

Los bulones o paletones destacan porque son las piezas que se retraen antes que el resbalón para que la puerta pueda abrirse. Claro que funcionan únicamente cuando colocamos la llave, tanto para abrirla, como para volver a cerrarla.

Bombín

El bombin es también conocido como bombillo o cilindro, de acuerdo a los distintos mercados, aunque siempre estamos hablando de la misma pieza. Se trata de una de las piezas más importantes, pues es donde colocamos la llave para dar inicio al proceso. Si el cilindro tiene daño, una de sus ventajas es que se lo puede cambiar individualmente.

Pomo o manilla

El pomo, manilla, o picaporte en otros países, es la pieza que tenemos que bajar para que la puerta se abra. Siempre está presente, haya o no cerradura.

Cerradero

El cerradero es la parte de la cerradura dentro de la cuál está el resbalón. Se trata de una placa de hierro, que también conviene los bulones.

Bocallave

Si tu cerradura no tiene bombin, entonces tiene bocallave. Se trata de una variante dentro de la cual se coloca la llave para poder abrir las cerraduras que no poseen bombines.

Diferentes tipos de llaves

Llaves clásicas

Las llaves clásicas prácticamente no se usan en esos tiempos. Son las que se colocan en cerraduras grandes, y por eso, al ser poco prácticas, no están de moda.

Llaves de serreta

Las llaves de serreta o llaves de sierra sí son mucho más famosas. En efecto, se trata de la llave más popular entre todas las que conocemos hoy en día. Posee un borde dentado, un registro único que permite abrir la puerta y que no se confunda con otras.

Llaves de seguridad

Su nombre ya lo indica, y lo cierto es que las llaves de seguridad suelen ser la opción más habitual para las puertas blindadas. Poseen tanto hendiduras como bordes rectos. Más allá de eso, suelen ser bastante comunes en las puertas de todos los días.

Llave de pompa

Semejantes a las llaves de paleta, las que conocerás luego, estas llaves destacan especialmente por tener dientes en ambas partes de la llave,

Llaves de paleta o paletón

Y aquí están las llaves de paleta o paletón. Tienes que saber acerca de ellas que se usan en las cerraduras de borjas o de gorjas. Lo cierto es que sirven más que nada para las puertas acorazadas. Destacan, en cualquier caso, por usarse en puertas que tienen el bombin oculto, de modo que apenas podemos ver el agujero dónde se colocan.

Llaves cruciformes

Finalmente, las llaves cruciformes son aquellas que tienen una especie de espiga cilíndrica en el centro, con una longitud superior a lo habitual. Las hay con más o menos dientes, y como su nombre indica, en ocasiones tienen también forma de cruz.

Por qué colocar rejas extensibles

La seguridad de nuestra vivienda o tienda es esencial para vivir tranquilos. Por eso, no podemos perder de vista los distintos métodos de protección que existen en estos tiempos, y hoy es momento de detenernos en los sistemas de rejas extensibles.

En efecto, primero que nada tienes que saber que existe una enorme variedad de rejas extensibles, que se diferencian por sus diseños, por sus tamaños, e incluso por sus calidades, entendiendo por ellas, la seguridad que pueden llegar a ofrecernos.

¿Cuáles son las ventajas de las rejas extensibles?

Una de las ventajas sustanciales por las que podemos recomendar la instalación de rejas extensibles tiene que ver con que pueden ponerse y quitarse sin problemas. Esto es algo que no podemos hacer con las rejas fijas, que son más limitadas. Las rejas extensibles podemos extenderlas o contraerlas cuando queramos, de modo que les demos el uso más propicio en cada una de las situaciones. La sensación de libertad que otorgan las rejas extensibles cuando se contraen, es realmente impagable.

Bien, debemos decir que las rejas extensibles son además muy fáciles de instalar, lo que hace que el precio de este procedimiento no sea demasiado elevado. De todos modos, te recomendamos no instalar tú mismo las rejas extensibles, sino dejar que trabaje un profesional.

Las rejas extensibles pueden instalarse tanto en interiores como exteriores, y siempre y cuando sea un modelo se calidad, apenas hará ruido al momento de expandirse o contraerse, por lo que prácticamente las rejas extensibles no tienen contras.

Colocar rejas extensibles

Las rejas extensibles son una excelente medida de seguridad, sobre todo porque los materiales que se usan para ellas, son muy difíciles de forzar. Nosotros recomendamos que instales rejas extensibles fabricadas a medida siempre que puedas. Se trata de una inversión a largo plazo, y conviene no intentar ahorrar dinero en estos casos.

¿Son seguras al 100% las rejas extensibles?

Aunque ni las rejas extensibles ni ningún otro método podríamos decir que es 100%, sí es cierto que podemos dormir tranquilos si instalamos rejas extensibles en casa. Aunque no detendrán a un ladrón profesional y decidido, sí conseguirán que tarde mucho en hacer su trabajo, y al menos se lo piense un par de veces antes de entrar a tu vivienda o tienda.

¿Cómo se abre una reja extensible?

Las rejas extensibles se abren muy fácilmente. Sólo tienes que introducir la llave en la cerradura y abrirla, como cualquier cerradura tradicional. Luego, la mueves hacia los lados, dejando hueco para el ingreso de tu familia o clientes, de acuerdo al caso. Para cerrarlas, sólo tienes que extenderlas hacia el centro nuevamente, y cerrar la cerradura con llave. Por supuesto, conviene que también las cerraduras de tus rejas extensibles sean de calidad.